logoR
icon-youtubeicon-twitterFacebook

Comunicado de prensa: Celebramos histórica reforma constitucional

logo-inside

GENTE DIVERSA SE SUMA A LA CELEBRACIÓN POR EL AVANCE DE LOS DERECHOS HUMANOS EN MÉXICO

  • El Senado aprobó modificaciones constitucionales cuyos dividendos nos favorecerán a todos
  • El Estado queda obligado a reparar violaciones a los derechos humanos
  • Más atribuciones y autonomía a comisiones nacional y estatales
  • Por primera vez el tema será parte de directrices de la educación

El Instituto para la Seguridad y la Democracia, AC, se congratula por la reforma constitucional en materia de derechos humanos aprobada el martes 8 de marzo de 2010 por el Senado de la República.

La modificación al Artículo 1º constitucional, haciendo mención explícita de los derechos humanos como garantía universal; la obligación del Estado de respetar, prevenir, investigar, sancionar y reparar las violaciones a los derechos humanos, así como la autonomía de los órganos estatales de protección, y la incorporación de los derechos humanos dentro de las directrices de la educación, constituyen una oportunidad inigualable para robustecer la protección y defensa de los derechos humanos en México. Los principales beneficiados serán los grupos en situación de vulnerabilidad, aunque los mejores dividendos serán para la sociedad en general.

Siendo la rendición de cuentas uno de los ejes rectores de Insyde, hacemos hincapié en que la atribución de investigación conferida por esta reforma a la CNDH es una excelente herramienta para que, en un Estado democrático, el poder del gobierno se acote mediante la información, la justificación y las consecuencias de los actos de los servidores públicos, siempre con una visión transversal de derechos humanos.

El Estado mexicano ha adquirido diversos compromisos internacionales en derechos humanos y hoy el acceder a estas prerrogativas mediante el cumplimiento de los distintos acuerdos es motivo de beneplácito para la sociedad civil organizada.

Ahora bien, aunque la aprobación de la reforma es una gran noticia, Insyde se manifiesta por un proceso de implementación incluyente que considere las visiones de los sectores involucrados en el tema, desde actores de la sociedad civil y la academia, hasta las víctimas y sus familiares.

También espera que los servidores públicos asimilen e impulsen la reforma en los distintos procesos institucionales y normativos en los ámbitos y niveles de gobierno que les corresponden.

Por último, Insyde reconoce el trabajo de todos y todas las personas y entidades que de manera directa o indirecta incidieron en este proceso de largo aliento, y en especial el del Senado de la República, por una reforma sobre derechos humanos inédita en la historia de México.